Panes de queso, la nueva tentación en las mesas